Descubre las maravillas de la Republica Checa

Todo lo que debes saber para viajar a la Republica Checa

La República Checa es un país maravilloso para visitar. Está ubicado en el corazón de Europa Central y está cultural e históricamente más vinculado a la cultura occidental, particularmente germánica, que cualquiera de sus antiguos hermanos del bloque oriental. Praga es el destino turístico más popular de la región y fue descubierto poco después de la caída del Telón de Acero. Pero las impresionantes ciudades medievales del sur de Bohemia y los famosos balnearios del oeste son igualmente accesibles. Los viajeros que buscan salirse de lo común pueden dirigirse a Moravia, la región menos visitada en el este de la República Checa.

Algunos destinos populares:

Praga

.

Praga es una ciudad mágica en el corazón de Europa. La capital de la República Checa ha sido sacudida por la historia en numerosas ocasiones, especialmente en el siglo XX, con dos guerras mundiales, la invasión nazi, el éxodo judío y los estragos del comunismo. A pesar de ello, Praga se muestra más espléndida y vigorosa que nunca, siendo considerada hoy en día como una de las ciudades más bellas del continente e incluso del mundo .

Su aire romántico e idílico acompaña a su gran relación con el arte y la arquitectura, pero también a sus grandes espacios naturales y a su preciada gastronomía, de la cual destaca en todo el mundo su cultura de la cerveza. De lado a lado del río Moldava se extiende la ciudad, cuyo centro histórico fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Staré Město, Nové Město Malá Strana y Hradčany son los barrios donde se concentra la mayor parte de los atractivos de esta ciudad .

El último de ellos es el más antiguo y donde se encuentra el Castillo de Praga, del siglo IX. La Catedral de San Vito o el curioso callejón del Oro y la alquimia en la que vivió Franz Kafka también son algunos de los puntos más concurridos de esta zona, donde el antiguo Palacio Real y lugares tan fascinantes como la Torre Negra o el Museo del Juguete fascinan a los visitantes en un hermoso paseo por la ciudad checa .

Un fin de semana podría ser suficiente para hacer una visita para descubrir el lado más cultural de la ciudad. Desde el Reloj Astronómico, su oscura historia y su estudiada coreografía hasta el Museo Nacional Checo o el Gran Hotel Evropa. El gran crecimiento económico de los siglos XVIII y XIX hizo que la ciudad se desarrollara rápidamente, se construyeran iglesias y palacios barrocos y su actividad cultural e intelectual creciera, con lo cual es fácil encontrar planes y lugares donde satisfacer el hambre de arte que rebosa por las paredes y los adoquines de esta mágica ciudad 

Český Krumlov

Český Krumlov es una ciudad encantadora en el sur de Bohemia, en la República Checa. Con el río Moldava a sus pies y vigilado por un impresionante castillo, es un lugar que realmente parece salido de un cuento. Aunque es una ciudad muy pequeña, con una población de apenas 13.000 habitantes y que puede cruzarse en 20 minutos, su centro histórico medieval es una auténtica maravilla y se ha mantenido intacto durante más de 5 siglos.

El origen de Český Krumlov se remonta al siglo XIII cuando sobre esta zona del río Moldava se erigió su fantástica fortaleza. En su construcción y posterior esplendor intervinieron dos de las familias más destacas de la historia checa; primero los Rosenberg que, durante la Edad Media, gobernaron la zona del sur Bohemia desde este emplazamiento. Con ellos comenzó a crecer Český Krumlov con el castillo y el barrio de Latrán a sus pies, extendiéndose hasta la plaza principal con las casas de diversos artesanos que fueron construidas en la orilla del río, poco a poco fue creciendo la ciudad con la misma disposición que observamos varios siglos después.

Más tarde, en el Siglo XVII, llegaron los Schwarzenberg, la poderosa familia alemana que ha dejado huella en casi todos los rincones de Chequia son los responsables de los toques góticos y renacentistas que se observan en la ciudad, esculpiendo poco a poco este lugar que se conoce como la joya del país.

Hay muchas cosas para ver y hacer en Český Krumlov. Puedes visitar el castillo y sus jardines, pasear por las calles medievales y disfrutar de la arquitectura renacentista y barroca, visitar museos como el Museo Regional o el Museo Egon Schiele Art Centrum, o simplemente sentarte en una terraza y disfrutar de la belleza de esta ciudad.

Karlovy Vary

Karlovy Vary, también conocida como Karlsbad, es una encantadora ciudad balneario en la República Checa. Situada a poco más de 100 kilómetros al oeste de Praga, en la bonita región de la Bohemia, esta famosa ciudad ha sido refugio para la alta burguesía europea y numerosos personajes célebres como Beethoven, desde que un perro de caza del emperador checo Carlos IV descubrió sus curativas y medicinales aguas.

Además de numerosos balnearios, esta ciudad ofrece suficientes atractivos turísticos para dedicarle un día completo dentro de una ruta por la República Checa o en una excursión desde la capital Praga. Hay muchas cosas para ver y hacer en Karlovy Vary. Puedes visitar la Iglesia ortodoxa de Pedro y Pablo, pasear por las orillas del río Teplá y disfrutar de la arquitectura renacentista y barroca, visitar las columnatas del Parque, del Molino y del Mercado.

Brno

Brno es la segunda ciudad más grande de la República Checa y la capital de Moravia. Con una población que se acerca a los 400.000 habitantes, la ciudad es la segunda más importante del país y son muchas las cosas que hay que ver en Brno en un día, porque sí, en la República Checa hay vida más allá de la archifamosa Praga y, la segunda ciudad checa tiene un buen puñado de planes atractivos.

Hay muchas cosas para ver y hacer en Brno. Puedes visitar el Castillo de Spilberk, una fortaleza con mucha historia, pasear por las calles medievales y disfrutar de la arquitectura renacentista y barroca, visitar la Catedral de San Pedro y San Pablo, o simplemente sentarte en una terraza y disfrutar de la belleza de esta ciudad.

Además, Brno ofrece una amplia variedad de actividades para disfrutar al máximo de tu viaje. Puedes caminar entre edificios monumentales, visitar bares de estética hípster, descubrir osarios repletos de calaveras, degustar cocina creativa o tradicional, conducir en un circuito profesional, asistir a un concierto, seguir la ruta de Mendel o hacer fotos con risas aseguradas.

České Budějovice

České Budějovice es una ciudad en la región de Bohemia del Sur en la República Checa. Es la capital de la región y un importante centro comercial, industrial y cultural. La ciudad es conocida por su arquitectura histórica, su cerveza Budweiser Budvar y su cercanía a otros lugares turísticos como Český Krumlov.

Si estás buscando recomendaciones para tu próxima estancia en České Budějovice

  • Visita la plaza principal, Náměstí Přemysla Otakara II, que es una de las más grandes de Europa. En el centro de la plaza se encuentra la fuente de Sansón, el símbolo de České Budějovice. También puedes visitar el Ayuntamiento renacentista y otros edificios históricos que rodean la plaza .
  • Pasea por las calles medievales y disfruta de la arquitectura renacentista y barroca.
  • Visita la Torre Negra y la Catedral de San Nicolás.
  • Disfruta de la gastronomía local en uno de los muchos restaurantes y bares de la ciudad. La historia de České Budějovice está muy ligada a la cerveza, por lo que puedes visitar una de las seis fábricas de cerveza en la ciudad, incluyendo la famosa Budějovický Budvar.

Hradec Králové

Si eres ciudadano de la Unión Europea (UE) únicamente necesitarás para entrar en la República Checa el DNI o pasaporte sin necesidad de visado. Únicamente se tiene que cumplir con los requisitos migratorios correspondientes.

Moverse por la Republica Checa

Hay varias opciones para moverse por la República Checa. El país cuenta con una amplia red de transporte público que incluye autobuses y trenes, que son una opción conveniente y asequible para viajar entre ciudades y pueblos.

También puedes optar por alquilar un coche, lo que te permitirá mayor flexibilidad en tus desplazamientos. Hay varias compañías de alquiler de coches disponibles en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y otros lugares en Praga y otras partes de la República Checa.

Si prefieres utilizar taxis, asegúrate de utilizar taxis oficiales y verificar que el taxímetro esté funcionando antes de empezar el trayecto, ya que algunos taxistas pueden cobrar tarifas excesivas a los turistas. Uber también opera en la República Checa y puede ser una alternativa conveniente para moverse por las ciudades.

Cosas que hacer en la Republica Checa

Hay muchas cosas que hacer en la República Checa. El país es conocido por sus ciudades y pueblos medievales bien conservados, sus castillos y palacios de cuento, sus ciudades balneario de fama mundial y sus paisajes naturales impresionantes.

Algunos lugares imprescindibles para visitar en la República Checa son Praga, su capital, conocida como la ciudad de las 100 torres y una de las ciudades más bonitas del mundo. Otros lugares que vale la pena visitar son Cesky Krumlov, una ciudad medieval Patrimonio de la Humanidad, y Karlovy Vary, una elegante ciudad balneario con arquitectura barroca y fuentes medicinales.

Alojamiento en la Republica Checa

Hay muchas opciones de alojamiento en la República Checa, desde hoteles de lujo hasta hostales y apartamentos de alquiler.

Comida y bebida en la Republica Checa

La comida checa es conocida por ser abundante y deliciosa. Su dieta está dominada por la carne, que se sirve con pan, patatas o albóndigas de pan y patatas y se unta con salsa. La influencia de los países vecinos Austria y Hungría, así como de Polonia, Alemania y Rusia, es evidente en sus platos.

Algunos platos típicos incluyen el Vepřo-knedlo-zelo, que consiste en cerdo asado con albóndigas y chucrut; el Goulash, un grueso guiso de carne de vacuno con una rica base de cebolla, normalmente servido con albóndigas de pan; y el Svíčková na smetaně, un extraño y satisfactorio puré agridulce que consiste en solomillo de ternera asado y verduras con una salsa de crema dulce, cubierto con arándanos.

En cuanto a las bebidas, la cerveza es la bebida preferida en la República Checa. Es uno de los pocos lugares del mundo donde no está mal visto tomar una cerveza Pilsner espumosa en el desayuno. Además de la cerveza, hay varias bebidas típicas y regionales con alcohol y sin alcohol del lugar.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Julio César Rodríguez Camarero.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta página web utiliza Cookies    Más información
Privacidad